Vea los videos

Vea nuestros exclusivos videos en nuestro canal de you tube haciendo click aqui.


jueves, 25 de agosto de 2016

JUMBO DEBE PAGAR A UN CLIENTE DE NUESTRO ESTUDIO (CAJERO) UNA INDEMNIZACION

El año pasado informábamos en este Blog de un juicio que nuestro Estudio habia ganado en Primera Instancia contra JUMBO. Recientemente la Camara de Apelaciones del Trabajo de Buenos Aires confirmó la Sentencia y la misma fue difundida en varios medios de prensa. Transcribimos el articulo periodístico de Infobae profesional: 

Lesiones laborales: Jumbo deberá pagarle $513.000 a un empleado
19-08-2016 Un cajero exigió una indemnización por incapacidad derivada de los esfuerzos y movimientos antiergonómicos que exigía su posición


La Sala I de la Cámara Nacional de Apelaciones del Trabajo confirmó la sentencia de grado y obligó a la empresa Jumbo a abonar una importante suma de dinero a un trabajador por las lesiones sufridas por las actividades que realizaba.
Los jueces afirmaron que las labores desarrolladas influyeron perjudicialmente en el cuadro clínico del dependiente.
El empleado inició una demanda para percibir las indemnizaciones por la incapacidad que padece. Señaló que entre sus actividades de cajero se encontraba la realización de movimientos antiergonómicos y esfuerzos para cargar las mercaderías que debía pasar por el lector electrónico y, además, preparaba los envíos que conllevaba el levantamiento de canastos de aproximadamente unos 30 kilos.

El denunciante detalló que en abril del 2011 comenzó a sufrir dolores en hombro, espalda, pérdida de visión, mareos y jaquecas hasta que el 9 de julio de ese año sintió dolores y adormecimiento de brazos.
Denunció lo padecido a su empleador quien no dio intervención a la ART sino que, tras ser analizado por el médico laboral de la empresa, fue derivado a su obra social.
Los integrantes del Tribunal, según relevó Diario Judicial, expresaron que corresponde hacer foco en las consideraciones médico legales que sostienen que "resulta de vital importancia el diseño del puesto para evitar que el cajero deba realizar movimientos posturales anómalos, extienda el brazo y levante cosas con frecuencia", ya que las tareas de cajero entrañan una cantidad de movimientos repetitivos y de stress con tasas de sufrimiento muscular mayor que en otros puestos".
Los jueces explicaron que las patologías presentadas por el actor difícilmente se encuentran en personas con edad inferior a los cuarenta años evidenciando que los factores exteriores relacionados con las labores desarrolladas influyeron perjudicialmente en el cuadro clínico del actor quien, tenía una predisposición genética para ello a tan temprana edad.
Por su parte, la ART se quejó porque en el régimen de reparaciones por vía sistémica, la patología sufrida por el actor no se encuentra cubierta. Señaló que su responsabilidad se limita a aquellas enfermedades profesionales que se encuentren incluidas en el listado que elabora y revisa el Poder Ejecutivo conforme el procedimiento del art.40 apartado 3 de la Ley 24.557.
Ante ello, los magistrados concluyeron en que "si se demuestra que una enfermedad incapacitante se encuentra vinculada a las condiciones laborales, como sucede en el presente, donde la patología columnaria que padece el accionante está relacionada con las tareas de cajero, en virtud de las cuales debía permanecer en posiciones viciosas movilizando paquetes pesados, la acción procede con independencia del listado que prevea la Ley de Riesgos de Trabajo".
Por todo lo expuesto, los miembros del Tribunal resolvieron confirmar la sentencia contra Jumbo, quien deberá abonar al actor la suma de 513.000 pesos.

Fuente: http://www.iprofesional.com/notas/237226-Lesiones-laborales-Jumbo-deber-pagarle-513000-a-un-empleado

lunes, 22 de agosto de 2016

LIQUIDACION DE INTERACCION ART POR FALTANTE DE FONDOS EN SU CONTABILIDAD.

LIQUIDACION DE INTERACCION ART

Informamos a nuestros clientes que el Estado, a través de la Superintendencia de Seguros de la Nacion, dispuso la liquidación de INTERACCION ART, debido a faltantes de dinero en sus cuentas y contabilidad (dicho grosso modo, faltaba dinero).  La liquidación implica una especie de “quiebra” de la Aseguradora y su posterior disolución. 

Queremos llevar tranquilidad a nuestros clientes que tienen juicio contra esa Aseguradora puesto que existe un fondo de Garantía que administra el Estado que cubre estas situaciones y está previsto en la Ley de Riesgos del Trabajo: 

ARTICULO 34. — Creación y recursos.
1. Créase d Fondo de Reserva de la LRT con cuyos recursos se abonarán o contratarán las prestaciones a cargo de la ART que éstas dejarán de abonar como consecuencia, de su liquidación.
2. Este fondo será administrado por la Superintendencia de Seguros de la Nación, y se formará con los recursos previstos en esta ley, y con un aporte a cargo de las ART cuyo monto será anualmente fijado por el Poder Ejecutivo Nacional.

Por otra parte según consta en un comunicado fechado 21.8.16 (si, el domingo), la Superintendencia de Seguros y la Superintendencia de ART ,dispuso que las prestaciones (o sea las indemnizaciones de los juicios) que estaban a cargo de INTERACCION sean pagados por PREVENCION ART (del Grupo Sancor Seguros) con cargo al Fondo de Reserva. 

En estos días estaremos haciendo las presentaciones pertinentes en todos los expedientes de nuestros clientes donde la demandada sea INTERACCION ART. 

FUENTE: Superintendencia de Seguros de la Nacion

Estudio Martinez Medrano. 
Buenos Aires, 22 de agosto de 2016

miércoles, 10 de agosto de 2016

FALTA DE ENTREGA DE FAJA LUMBAR. RESPONSABILIDAD DEL EMPLEADOR Y DE LA ART POR NO CONTROLAR.


FALTA DE ENTREGA DE FAJA LUMBAR. RESPONSABILIDAD DEL EMPLEADOR Y DE LA ART POR NO CONTROLAR.

La Faja de Protección lumbar es un importante elemento de seguridad e higiene en el Trabajo que el empleador debe entregar y renovar periódicamente al personal que está expuesto a riesgo ergonómico, es decir a quienes realizan esfuerzo físico, ya sea levantando o desplazando cosas pesadas, adoptando posiciones antiergonómicas (incómodas, ej. Agachado, cuclillas, arrodillado,etc) o que realiza tareas repetitivas.

La entrega de al faja lumbar debe ser documentada mediante la firma del operario en la respectiva planilla donde debe dejarse constancia de la fecha de la recepción.

El hecho de no entregar faja lumbar a los obreros resulta un agravante de la responsabilidad del empleador en caso de daños sufridos por el empleado. Esto quiere decir que si hay daño y se trabaja con faja lumbar también hay responsabilidad (objetiva), pero si se omitió la entrega de la misma la responsabilidad es agravada por la negligencia del empleador.

También es importante informar que la jurisprudencia entiende una falta grave de la ART el hecho de no controlar la entrega de faja lumbar a los obreros de las empresas aseguradas.

Por supuesto que la sola entrega de faja lumbar no exime la responsabilidad si no va acompañada de otras medidas de seguridad e higiene como ser un adecuado entrenamiento y capacitación del operario así como la realización de exámenes médicos periódicos que puedan detectar tempranamente las enfermedades profesionales a los que está expuesto.


En el caso de juicio contra el empleador  por daño laboral a la salud, si no se entregó faja lumbar y/o no se capacitó en seguridad e higiene, la jurisprudencia entiende que la ART es responsable conjuntamente con el empleador en el pago de la indemnización al operario.

Así lo resolvió la Camara Nacional del Trabajo:

La  causa  adecuada  de la enfermedad sufrida por el actor fue la omisión  de  las medidas de seguridad y de prevención elementales para  la  realización  de  tareas  de  lijado, lustre y armado de muebles  de hierro y madera por no haber capacitado al trabajador de  modo  adecuado  de  realizar esas tareas ni haberle entregado faja  lumbar  a  los  fines  de  minimizar los riesgos de adoptar posiciones  viciosas y realizar tareas de esfuerzo. Por ello, los incumplimientos  por  parte  de  la  ART  de deberes legales a su cargo  guardan nexo de causalidad adecuada con los daños sufridos por el   reclamante


19237/08   Encinas  Juan  Agustin  c/  Ferraro  Ricardo  Emilio  y  otro  s/  Accidente  fecha 30/09/13  75641 CÁMARA NACIONAL DE APELACIONES DEL TRABAJO. Sala  V

viernes, 6 de noviembre de 2015

HERNIA DE DISCO EN CADDY DE GOLF POR ACARREAR LA BOLSA DE PALOS.

Caddie o caddy son términos de lengua inglesa utilizados también en español para designar a la persona que asiste a un golfista durante la práctica de su deporte. La asistencia proporcionada por el caddie incluye llevar la bolsa de palos del jugador, asesorarle sobre las condiciones de juego de la cancha, hacer recomendaciones sobre el palo a elegir para obtener una distancia o tipo de golpe deseados y dar apoyo moral al golfista. 

En una interesante sentencia, la Sala 9 de la Cámara Nacional de Apelaciones del Trabajo (Buenos Aires) condenó a un club de campo y a la ART pagar a un caddy una indemnización por una hernia de disco. 


El estado de salud del caddy surge del siguiente párrafo:
 

Del informe médico obrante a fs. 372/83 surge con base en los antecedentes de importancia médico legal obrantes en autos, examen físico y estudios complementarios practicados, que el reclamante presenta una hernia de disco operada con secuelas clínicas y electromiográficas moderadas, que lo incapacitan en el 18% de la total obrera y que guarda verosímilmente relación de concausalidad con el hecho invocado en la demanda. También indicó la galena que para que se produzca una lumbociática, secundaria a una hernia de disco, el mismo debe ser portador de un proceso previo de deshidratación – degeneración y que, sobre dicho disco  afectado por el proceso informado, la realización de esfuerzos reiterados y la adaptación de posturas exigidas y anómalas en el tronco, determina el desplazamiento discal, dando lugar a la formación de la hernia de disco.


Las tareas de caddy contribuyeron a la enfermedad laboral, asi lo dice el Juez Fera en la misma sentencia:  Adhiero al voto del Dr. Roberto C. Pompa en razón de que la solución propuesta coincide con el criterio que expuse al votar en primer término en la causa “Luque, Daniel Esteban c/Los Cardales Country Club S.A. y otro s/Accidente – Acción Civil” (expediente Nº CNT 54969/2012/CA1). En dicha oportunidad sostuve, entre otras consideraciones, que al resultar acreditado que la afección incapacitante que padecía el accionante había sido causada por las tareas de “caddie” que desempeñaba para las demandadas (quienes aprovechaban tales tareas y servicios del actor), pocas dudas se generaban en torno a la configuración del riesgo derivado de la actividad que había intervenido de manera directa en el proceso causal y que, por tanto, “la responsabilidad que cabe a dichas codemandadas frente al actor es la que surge del segundo párrafo, segunda parte, del art. 1.113 del Código Civil, toda vez que éstas (…) eran las que se beneficiaban económicamente con las labores de “caddie” prestadas por aquél y, en ese carácter, cabe atribuirle las consecuencias dañosas que pudieron haberse derivado de las cosas que se encontraban bajo su guarda. 



El Juez Pompa había sostenido: surge demostrado que en el marco de la actividad deportiva organizada por el club de campo, el reclamante se desempeñó en calidad de “caddie” de los jugadores y que, por tal cometido, debía acompañar a cada golfista durante el juego, por un recorrido de entre 6 y 7 kilómetros y por aproximadamente cuatro horas, llevando a hombro las bolsas con los palos y otros elementos.



El caso se llama  “PEREZ LUIS ANGEL C/LOS CARDALES COUNTRY CLUB S.A. Y OTRO S/ACCIDENTE – ACCION CIVIL  y la sentencia es de fecha 17/7/2015, CNAT SALA 9 Expte. 34.490/2012


jueves, 17 de septiembre de 2015

NUESTRO ESTUDIO MARTINEZ MEDRANO CONSIGUE SENTENCIA MILLONARIA CONTRA SUPERMERCADO JUMBO POR HERNIA DE DISCO DE CAJERO



En el juicio A… Hernan c. Jumbo Retail Argentina s. accidente de trabajo,  nuestro Estudio consiguió el dictado de una sentencia (no firme) del Juzgado Nacional del Trabajo N° 32, la que actualizada con intereses llega a $ 1 millón, contra la empresa de supermercados JUMBO y la ART Provincia.

Se trataba de un cajero de supermercado que tras años de trabajar haciendo esfuerzo y malos movimientos acusó una hernia de disco cervical y trastornos psicológicos derivados de su enfermedad.  Además de las tareas de cajero era repartidor de productos a domicilio.

Parte de la sentencia dice:   En este orden el perito médico designado en autos  estableció que el actor es portador de una cervicobraquialgia derecha a causa de una discopatía con hernia de disco de C5-C6, que debió ser intervenido quirúrgicamente para una discotomía y artrodesis (fijación de la columna cervical. Señaló que se trata de una patología vinculada a la presencia de una serie de alteraciones en la estructura de la columna cervical, siendo uno de los principales componentes la alteración degenerativa del disco intervertebral y  la hernia de disco. Interpretó que se trata en el caso del actor de una clara preexistencia que no resulta originada por las tareas, no obstante lo cual agregó que la realización de esfuerzos con los miembros superiores en posición no ergonómicas, el uso de scanner en las cajas, la inclinación y basculación de la cabeza pueden incidir para producir una mayor compresión de los discos intervertebrales, lo que puede acelerar los procesos degenerativos, sobre todo si a ello se le agrega la carga y descarga de productos.
De resultas de las consideraciones formuladas, el perito concluyó que el actor es portador de una minusvalía física del 25% de la total obrera. Asimismo, sobre la base del estudio psicodiagnóstico practicado al reclamante, ponderó que éste presenta Reacción Vivencial Anormal Neurótica Grado II determinante de una incapacidad del 10%, es decir que el actor exhibe a juicio del perito una incapacidad del 35%

De la prueba de testigos surge: sus dichos, en cuanto afirmaron que el actor levantaba en  forma reiterada pesos considerables, tales como cajas de mercaderías que podían superar los 20 kg; que para alcanzar la mercadería en la cinta debía estirarse para traer hacia el scaner el producto, que la parte del apoya pies de la silla estaba vencido y no podía darse a las sillas la altura de elevación necesaria ; que la preparación de los envíos en canastos y la elevación de los mismos ya cargados era también tarea de los cajeros; que el peso de los canastos era superior a 20 kg; que posteriormente se empujaban los canastos y en caso de llevarlos a domicilio se debía empujar el carro; que el carro era empujado con el cuerpo en un radio de 7 cuadras ; que la colocación de la mercadería en las góndolas conllevaba agacharse y levantarse sosteniendo pesos variables que podían llegar a 24 kg o más, tal el caso de cajas de cajas de aceite, arroz, etc. (testigo cit. a fs. 296).


El  juicio se encuentra ahora en fase de apelación. El Estudio ha solicitado a la Cámara de Apelaciones la elevación del monto de la sentencia. 

jueves, 10 de septiembre de 2015

ESTUDIO MARTINEZ MEDRANO OBTIENE SENTENCIA CONTRA FILIAL DEL GRUPO SAINT GOBAIN WEBER

Nuestro Estudio Jurídico obtuvo una sentencia de Primera Instancia (no firme) contra la firma Abrasivos Argentinos, filial argentina de la multinacional francesa SAINT GOBAIN WEBER. Mediante la sentencia se ordena pagarle a un obrero la suma que actualizada con intereses supera los 2 millones de pesos por una hernia de disco causada por largos años de trabajo en deficientes condiciones de seguridad e higiene. El obrero había sido operado de la columna y tenía un 55% de incapacidad fisico psíquica y el Juez entendio que dicha enfermedad se vinculaba con las tareas que realizaba y las deficientes medidas de seguridad e higiene industrial durante mas de 20 años de labor. También fue condenada por una suma igual la ART Swiss Medical porque se probó que no cumplió con su tarea de brindar asesoramiento y control sobre las medidas de seguridad e higiene. El Estudio Martinez Medrano se congratula de la sentencia que es una mas obtenida por la Oficina en favor de los trabajadores victimas de malos manejos empresarios y descuidos en la seguridad de los operarios. 


Textual de la sentencia: Digo esto porque la aseguradora accionada en estos autos no aportó en la instancia procesal oportuna evidencia alguna que revele que realizó visitas al establecimiento en el que S...... prestaba sus servicios, ni que advirtió, recomendó, controló o denunció ante el organismo correspondiente –la Superintendencia de Riesgos del Trabajo- la ausencia de adopción de medidas de prevención tendientes a conjurar los riesgos emergentes de la tarea a cargo del pretensor –en particular, en cuanto a su capacitación- ni tampoco que ofreció asistencia técnica a la empresa empleadora en materia de selección de elementos de protección personal, medidas éstas legalmente exigibles a la aseguradora para prevenir eficazmente la producción de un perjuicio como el sufrido por el demandante y que, en mi opinión, se hallaba obligada a acreditar, frente a las aseveraciones que, en su relación, vertió en su responde y por virtud de lo normado en el art. 377 del C.P.C.C.N. En el punto, señalo que, del peritaje técnico producido a fs. 328/334, surge que la A.R.T. realizó visitas periódicas a la planta de la empleadora del actor recién a partir de 2008 (v. fs. 332, punto 12) y que si bien el perito señaló que de la documentación que examinó extrajo que la actividad de la aseguradora incluyó la verificación del cumplimiento de acciones del Programa para Reducción de Siniestralidad –entre ellas, respecto a “esfuerzos físicos – Capacitación en Movimiento Manual de Objetos y el Uso de Carros y Carretillas, v. fs. 332, puntos 13 y 14- lo cierto es que, como quedó ya expuesto en el Considerando pertinente, la capacitación brindada al trabajador para prevenir y conjurar los riesgos propios de su puesto de trabajo, así como la provisión de elementos de protección personal, resultó insuficiente e inadecuada, a la vez que no surgen denuncias ante el organismo correspondiente –la Superintendencia de Riesgos del Trabajo-, en forma previa a la aparición de los primeros síntomas de la lesión aquí acreditada, respecto de la falta de adopción de medidas de prevención tendientes a conjurar los riesgos del puesto concreto de trabajo del actor. A ello se añade la falta de pruebas sobre la práctica al actor de los exámenes médicos periódicos que determina la legislación vigente (v. respuesta del perito técnico de fs. 332 a los puntos 9 y 10 del cuestionario del actor, que no mereció manifestación alguna de parte interesada). 

HERNIA DE DISCO VIGILADOR EN AUTOMOVIL DE LA EMPRESA DE SEGURIDAD


La Camara Nacional del Trabajo entendió que la empresa de vigilancia debía pagar una indemnización al trabajador vigilador que habia contraído hernia de disco lumbar y cervical como resultado de pasar largas horas sentado en tareas de vigilancia en vehículos de custodia. 

Se entendió que era irrelevante que el vehículo no fuera propiedad de la empresa, ya que como el automotor estaba afectado a las tareas de vigilancia el Tribunal sostuvo que le empleadora era guardiana del vehículo y por ello responsable por el daño causado por este al empleado. 

En  el  caso  el actor alega padecer cervicalgia y lumbalgia como consecuencia  de  las tareas  desarrolladas  para  su empleadora durante  larguísimas  jornadas,  en  un  reducido vehículo  como acompañante    custodio/vigilador,    en   posiciones   sumamente incómodas  y  disfuncionales  acordes  a una persona de su edad y contextura   física. Funda  su  reclamo  en  el  art.  1113  del Cod.Civil.  La  demandada  ensaya  como defensa que las tareas de  custodia,  el  actor las realizaba no siempre con vehículos de su propiedad,  circunstancia que resulta intrascendente, por cuanto, puede  la  demandada  no  ser  "dueña"  de  la cosa, pero esto no implica  que  no  sea  "guardiana"  de  los vehículos mientras se encuentran  afectados  al  servicio  encomendado  por  su  parte. Probado  el nexo  de  causalidad  entre  la  las dolencias y las tareas  desarrolladas  por  el  actor,  cabe responsabilizar a la demandada  con fundamento en la responsabilidad objetiva prevista en el     art.     1113     del     Cod.Civil.     

17.045/2011    Rodríguez    Pedro    Oscar   c/Consolidar   ART   SA   y   otros s/accidente-acción                                          civil 19/05/14